Norma ISO 9001

¿Qué es y en qué consiste esta norma ISO?

La certificación ISO 9001 es una norma internacional basada en la gestión y los requisitos de control de los procesos, el objetivo es la mejora y control continuo de los mismos.

Esta norma es aplicable a cualquier empresa que quiera implantarla, ideal para aquellas que van más allá del cumplimiento legislativo y persiguen la excelencia empresarial y destacar sobre sus competidores en términos de calidad. El certificado ISO de la norma dota a la organización de un prestigio muy valorado y reconocido ante clientes y proveedores. Este proceso mejora la gestión de calidad y procesos internos a la vez que la imagen de marca de la empresa. La última versión ISO 9001 se realizó en el año 2015, esta actualización define con mayor nivel de detalle todos los requisitos necesarios para el cumplimiento de la norma y poder obtener el certificado.

De esta forma obliga a llevar a cabo con eficacia los siguientes puntos:

  • Tener un plan de recursos para los procesos de medición y seguimiento.
  • Basarnos en evidencias para la toma de decisiones.
  • Utilizar las evidencias obtenidas de tales procesos para lograr la mejora continua del Sistema de Gestión de Calidad.

Recomendamos:

Requisitos de la norma ISO 9001

¿Qué necesitamos para obtener el certificado norma ISO 9001?

Para poder obtener el certificado de la norma es necesario seguir y desarrollar cada uno de los puntos que se especifica en el documento oficial.

La norma está compuesta por 10 capítulos:

Certificación NORMA ISO 9001

Generalidades (1-3)

1. Objetivo y campo de aplicación

Se definen los requisitos para un sistema de gestión de calidad, la demostración de la capacidad para proporcionar regularmente los productos y servicios junto a sus requisitos legales y estrategia de la empresa para aspirar a aumentar la satisfacción del cliente.

2. Referencias Normativas

Para este certificado ISO se utilizará las normas referénciadas en el documento norma ISO 9001:2015 Sistemas de gestión de la calidad y vocabulario.

3. Términos y definiciones

Aquellos aplicados en la norma y que figuran el los siguientes capítulos.

Capítulo 4 al 10

Estos capítulos nos describen los requisitos que debemos aplicar a nuestro Sistema de Gestión de calidad o SGC

4. Contexto de la organización

Se analiza el contexto de la empresa mediante un DAFO de la organización, se definen actores claves como clientes, accionistas, autoridades, etc. Describimos el alcance de nuestros productos y servicios, a la vez que las entradas procesos y salidas del producto.

5. Liderazgo

Se exige un compromiso y seguimiento del sistema de gestión de calidad (SGC) por parte de la alta dirección y la definición de la política empresarial respecto al control de calidad, teniendo encuentra que esta será utilizada más adelante para el planteamiento de objetivos.

6. Planificación

Análisis de riesgos y oportunidades, definición de objetivos con la política de calidad desarrollada anteriormente y planificación de la gestión de diagnostico, análisis, acción y evaluación.

7. Soporte

Definición de los recursos a utilizar en el control de calidad, ya sean personas, infraestructuras o ambientes. En este punto tenemos que aclarar las competencias del personal, comunicación, información documental y la concienciación del personal en referencia a la SGC de la empresa.

8. Operaciones definidas

Se especifica los procesos de producción del producto o servicio, su diseño, desarrollo, preparación operacional, productos externos y entrega.

9. Evaluación del desempeño

Necesario tener claros las formas de monitoreo, análisis, medición y evaluación. Se especifican las auditorías internas y externas del producto, evaluación del desempeño y la eficacia de los procesos.

10. Mejora

Especificación de cómo se van a crear sistemas de mejoras para no conformidades. Análisis de las causas y acciones correctivas para seguir mejorando el proceso de calidad.

A tener en cuenta

La norma ISO 9001 define un sistema de gestión de la calidad fundamentado en el cumplimiento de 8 principios de gestión de la calidad, basado a su vez en el ciclo de mejora continua PDCA (Planificar, Hacer, Comprobar, Actuar).

Consejo para las empresas para la aplicación de la norma ISO 9001

Es muy importante tener en cuenta las tendencias de mercado y sistemas de optimización que se pueden aplicar a la norma ISO 9001, uno de los puntos críticos y donde muchas veces fallan las empresas a la hora de implantar este tipo de certificados está en cómo digitalizar todos estos procesos. Importante destinar tiempo y recursos al proceso de digitalización y encontrar un Software de gestión de calidad ISO para el SGC de tu empresas. Este tipo de herramientas la empresa puede ahorrar hasta 700 horas al año por planta mediante la digitalización de registros, tareas, controles, auditorías externas, etc. Este ahorro de tiempo y dinero facilitará que el departamento de calidad se centre en las cosas más importantes del día a día. 

Por lo que entendemos la digitalización de la empresa y la facilitación de la información de forma online es algo que poco a poco se irá implantando como obligatorio en las normas y leyes que vayan surgiendo, por lo que recomendamos tener este apartado muy en cuenta para la empresa.

“La empresa que no se digitalice hoy, morirá mañana”

Pablo Rodrigo, CEO en Trazable

¿Cómo implantar el SGC de tu empresa en 5 pasos? Norma ISO 9001

1. Entendimiento del contexto

La empresa deberá analizar todos los factores internos y externos relacionados con los factores y procesos que afecten a la calidad del producto. En este aspecto debemos tener muy en cuenta a nuestra competencia y clientes. 

¿Cómo podemos ahorrar en costes? ¿Cómo implantar un sistema de mejora continua? ¿Podemos controlar mejor los procesos? ¿Controlo la calidad del producto?

Estas son varias de las preguntas a las que debemos responder a la hora de entender nuestro contexto y cómo debemos actuar para tener un SGC óptimo. Tener en cuenta que todas las acciones y planteamientos deben ir de la mano de la misión, visión y valores de la compañía.

2. Conoce y analiza tus StakeHolders

Detecta sus principales prioridades y cómo mejorar tus relaciones con ellos, no se trata solo de entender tus procesos, si no también los de tus proveedores y actores logísticos. Entiende toda la cadena de valor de tu empresa y será mucho más fácil implantar las métricas y sistemas de medición de tus procesos en el SGC.

3. Gestión del riesgo

Aunque en cada sector funciona de forma diferente, debido a las necesidades y exigencias de los stakeholders, con esto bien definido ya solo nos queda responder a las siguientes preguntas.

¿Cuáles son los principales peligros y riesgos en mi proceso productivo? ¿Cómo puedo evitarlo? ¿Cómo puedo solucionar los problemas? ¿Qué medidas de contención y gestión del riesgo aplicó? ¿Qué procesos serían más óptimos para la gestión del riesgo?

Recomendamos que durante todo este proceso estén presentes varios de los directivos generales de la empresa para que aporten una visión más global de toda la compañía.

4. Gestión del cumplimiento  de legalidades

Cada sector tiene unos requisitos y legalidades específicas que deben cumplir, por esta razón recomendamos crear junto al equipo judicial y asesoría legal un listado de todos los requisitos y cumplimientos legales que se deben cumplimentar.

Una vez listados y cumplidos dentro de la empresa debemos preguntarnos ¿Qué normas y certificaciones son más óptimas para nuestra empresa? ¿ISO 9001, 31000, 22000? Una vez fijados los objetivos de certificación y normativa legal, solo queda comenzar el borrador de la norma dentro del departamento de calidad de la empresa. 

Aquí como siempre recomendamos la experiencia y apoyo de un equipo profesional, tales como asesorías especializadas en el sector en el que se mueva tu empresa.

5. Plan de digitalización del SGC

Hoy en día ya no basta solo con un buen plan de gestión de calidad y tener los certificados de la norma ISO 9001, las mejores empresas son aquellas que aumentan su capacidad de actuación frente a las demás. No solo se trata de evitar las crisis o riesgos, si no mejorar el plan de comunicación, control y velocidad de gestión cuando esto ocurra. Las empresas digitalizadas son capaces de actuar mucho más rápido que aquellas que no tienen este plan en su SGC de empresa. Es por eso que recomendamos que las empresas se preparen para el futuro más inmediato y empiecen a estudiar cómo implementar a sus ERP herramientas de gestión que faciliten la gestión y control de estas normas, ya sea mediante digitalización, gestión documental en linea, automatización de no conformidades, etc.

La pregunta no es si habrá una crisis en la empresa, la pregunta es ¿Cuándo será y cómo actuaremos frente a ella?

ÚLTIMO CONSEJO

En los últimos años hemos visto cómo muchas empresas desaparecen debido a que se han quedado obsoletas o poco eficientes en sus procesos, para ayudar a que esto no pase y mantener la competitividad en los sectores, recomendados la utilización de herramientas digitales para gestionar los sistemas de calidad. Con este tipo de programas se consigue una mejora significativa de la eficiencia del departamento. Optimizando de esta manera la gestión de la calidad.